Luis Rodriguez: “Los dos sabíamos que fuimos para ganar”

El boxeador, que se entrena de Evandergym, se quedó con el oro en los 91kg tras derrotar por puntos a Federico Grandone, en Catamarca.

Por Lautaro Tonellotto
Foto: Leo Pessano / Facebook

Saluda y dice “dale” el actual campeón nacional de los 91kg, Luis Rodríguez, que se predispone a hablar un rato con la Liga Metropolitana de Boxeo Sonnos. La voz que sale del otro lado del teléfono, que se mezcla con los sonidos de la calle, es gruesa y acompaña a la altura de un boxeador de esta categoría.
Para llegar al oro en el Nacional de Mayores, que se realizó en Catamarca, tuvo que disputar tres combates a los cuales los catalogó como muy difíciles donde la poca experiencia y los nervios fueron un factor que incidió en su primer combate frente a Leandro Capozzuco (Tucumán).
“Salí confiado de mi entrenamiento y mi preparación para llegar a esto”, explicó el bonaerense que en la segunda pelea salió más tranquilo para trabajar desde la distancia en el que su rival, Cristian Luis (Rio Negro), iba al frente y “se chocaba la cara con mis guantes”.
“La tercera fue la esperada”, dijo “Lucho” cuando empezó a hablar de la final frente a Federico Grandone, del Club Huracán, último campeón. Pero antes de contar la definición de la pelea se tomó un tiempo para explicar, por respeto, quien era el contrincante que lo acompaño en el viaje, con el cual compartió algunos mates para forja una camarería especial en el grupo que viajo a Catamarca.
“Un rival con muchas experiencia, tiene un buen boxeo, es algo a reconocer. Ya lo había estudiado y trabajado para la final del regional, que no se dio porque él (Federico) estaba enfermo”, explicó Rodríguez. Agregó que “la verdad nos llevamos muy bien, compartimos toda la semana juntos, pero cuando llegó el día los dos sabíamos que fuimos para ganar”.
En cuanto a la final comentó que hizo un “boxeo bastante inteligente” donde uso la distancia, trabajó abajo y trató de que Grandone no se luzca con su estilo porque si se quedaba mucho él iba a caminar bastante y lo iba a dejar mal parado. Sobre la cuenta de protección que tuvo en el último asalto dijo que no estuvo sentido sino que el árbitro se la hizo debido a que sintió una molestia en la mandíbula cuando conectó Federico y porque retrocedía tocándose en ese lugar.
Sin embargo, creé que ganó claramente los dos primeros asaltos y que en el tercero salió a buscar de la misma manera para no dejar ninguna duda a pesar de la cuenta. “La verdad que nadie me regaló nada en el torneo. Gané las tres peleas, una por una, haciendo un boxeo inteligente: tratar de pegar y salir para que ellos no puedan sumar”.
“No te voy a mentir, me fui de acá con la idea de volver con título”, explicó Luis en referencia a si iba más bien a sumar una experiencia como amateur o si fue en busca del oro. “Ese era el sueño mío. Venía trabajándome la cabeza para en todos los entrenamientos preparándome para ese día y decir: ‘Ya que estoy acá voy a ganar sea como sea’”, aclaró Luis.
“La verdad con la emoción con la que esperaba que me reciban. Más Esteban (Gallego) y Leo (Pessano)”, explicó “Lucho” sobre su vuelta a los entrenamientos tras subirse a lo más alto del podio en el nacional donde él les llevó “el título para ellos, para el gimnasio y para todos mis compañeros”.

BOXEO Liga Metropolitana