“TODAVÍA NO SOY NADIE, PERO ALGÚN DÍA LO VOY A SER”

Por Guido Schiappacasse.

Misael Ayala, del Club Nueva Chicago, ofició de local en la segunda fecha de la Liga Metropolitana de Boxeo. El dirigido por Diego Core, volvió a la victoria luego de perder su invicto a fines del 2016 y comenzó el año con el pie derecho tras vencer por puntos a Cristian Ayala en lo que fue la última pelea amateur de la noche. En un match de tres rounds, con cabezal (Misael todavía es juvenil), el púgil local dominó las acciones en grandes pasajes del combate, incluso pudo colocar varios golpes contundentes que conmovieron al rival. Si bien no hubo cuenta, fue a partir de allí que Misael pudo cerrar una buena presentación obteniendo la victoria por puntos en fallo unánime. Poquito a poco, el pupilo de Core se presenta entre los juveniles con más vocación ofensiva del certamen y capacidad para trabajar en base a su potencia durante los tres rounds. Luego del combate hablamos con Misael y Diego.

Recién peleaste de local, con mucho público que te alentó de principio a fin.
MA: Estoy muy contento, me siento más fuerte, subí a la categoría 64kg porque me costaba dar 60kg.

Se te vio con más pegada, el rival estuvo sentido en varios momentos.
MA: Si, como te dije recién me siento más fuerte en esta categoría.

¿Cómo se trabajó para la pelea?
MA: Como siempre, entrenamos a full, como para cada pelea. Me entreno al cien por ciento para dar lo mejor esta vez salió.

DC: Está vez salió bien, porque lo que trabajamos en el gimnasio salió en la pelea. Hoy hubo mucho público que a veces pueda dar más nervios, hoy al contrario, motivó más. La verdad, que boxeo bien, metió bien las manos que fue lo que practicamos en el gimnasio. Hoy evolucionó el como boxeador y yo como técnico.

En la última pelea del año pasado habían perdido el invicto, hoy volvían de locales y también había que recuperarse de la derrota.
DC: Sí, perdimos el invicto de cinco peleas en un fallo dividido, que no es discutible es dividido. El otro boxeador metió media piña más en el último round y ganó. Misael estaba débil ese día y con la derrota, aprendimos que teníamos que subir de categoría.

MA: Mucho no me importa el resultado, yo boxeo porque me gusta y lo hago cada vez que puedo.
DC: Después de la última derrota se nos cayeron las peleas. Como yo le explico, un invicto en el amateurismo no es nada, lo importante es que nos repusimos de la última pelea y que evolucionó como boxeador.

¿Cómo sigue tu carrera?
MA: Seguir entrenando, meterle a full mientras pueda.

¿Se sueña con el profesionalismo?
MA: Sí, creo que el sueño de cualquier boxeador es ser profesional. Es un camino largo, recién tengo seis peleas y soy muy chico todavía. Por ahora me quiero concentrar en el amateurismo, en la Liga, el día de mañana pelear por el título. Todavía no soy nadie, pero algún día lo voy a ser.

DC: Medirnos en esta nueva categoría que hay muchos y muy buenos boxeadores. Pero bueno, así se hacen los buenos boxeadores, peleando con los buenos.

Gracias por la nota.
Gracias a vos. Se lo quiero dedicar a toda mi familia, a Chicago y toda Ciudad Oculta.

Foto: Damian Gonzalez.

BOXEO Liga Metropolitana